[A23 MANIFESTAZIOA]: ¡No es lo que hay!

 

This slideshow requires JavaScript.

índice
Desde Eragin, queremos dar las gracias a todas las que nos habéis acompañado hoy. Como las feministas, como los y las pensionistas, sabemos de la importancia de movilizarnos, de salir a la calle y retomar el pulso social. Y esta noche lo hemos hecho para alentar ese terremoto que sacuda la precariedad y la explotación a los que nos someten día a día.

Desde el comienzo de la crisis hemos sufrido todo tipo de barbaridades por parte de las políticas laborales y de parte de los empresarios. En tan solo 10 años, las empresas han reducido los sueldos de los jóvenes un 20,5%, con el beneplácito y el apoyo de unas instituciones que tienen bien claro su carácter de clase y al lado de quién posicionarse en el conflicto capital-trabajo.

A través de esas políticas, el 10% más rico de la CAV ha aumentado su riqueza un 10,6%. Diez años después,vemos que somos la clase trabajadora quienes hemos pagado esa mal llamada crisis. Porque no es una crisis, es una estafa, un proyecto de clase que enriquece a las grandes empresas a costa de privatizar, desregularizar, flexibilizar el mercado laboral y atacar cualquier victoria parcial de los y las trabajadoras. Sin olvidar que estas últimas han sufrido y sufren la precariedad del sistema capitalista heteropatriarcal por partida doble. No olvidemos que la brecha de género ha aumentado 1000€ en estos años.

Día a día, las empresas nos condenan a aceptar sueldos irrisorios, a hacer horas extras sin pagar, a matarnos en jornadas cada vez más flexibles o a hacernos falsos autónomos sin los más elementales derechos, a callarnos por miedo al desempleo. Un atropello constante apoyado y aplaudido por el Ayuntamiento, más centrado en promocionar macroeventos que traen consigo más empleo basura. Un Bilbao cosmopolita, donde los turistas pueden pedirse una cena por Glovo en su piso de AirBnb, mientras el sueldo medio de las trabajadoras es 100€ menor al del alquiler de una vivienda.

En este escenario de explotación asumida y naturalizada, a falta de sindicatos y otros modelos de organización, como los que hemos intentado promover entre nuestras compañeras de Glovo y hostelería, el individualismo emerge como la única salida hacia una vida digna. Ahí tenemos esas casas de apuestas irrumpiendo en barrios obreros, condenando a la ludopatía y a la ruina a jóvenes que sienten perdida la batalla contra la precarización. Por ello, ¡fuera casas de apuestas de nuestros barrios!

¿Hasta cuando vamos a permitir esta barbaridad? Basta ya de absurdos “es lo que hay”, “es lo que toca” o “ya pasará”, porque ni es lo que hay, ni es lo que toca, y si no luchamos va a venir para quedarse. No podemos permitir que los empresarios estén enriqueciéndose más y más a costa de nuestro trabajo, mientras permitimos ser “la primera generación que vivirá peor que nuestros padres y madres”.

Por eso, toca dar un paso adelante y organizarse. Tejer redes de solidaridad entre las jóvenes trabajadoras y luchar. Para eso nacimos, para eso nació Eragin; para plantar cara a aquellos que nos quieren robar el futuro. No se lo podemos permitir, no lo vamos a permitir.

Bizitza laburregia da… Que no te exploten.

Gora langileon borroka! Gora Eragin!

 

 

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Aldatu )

Connecting to %s